Hernia Inguinal

Definición

Las hernias inguinales son protrusiones (salida) de grasa que cubre los intestinos o de órganos intraabdominales a través de defectos de la pared abdominal del área inguinal.

Clínicamente el paciente presenta dolor y una pequeña tumoración que aparece al estar de pie y desaparece al acostarse.

Factores de Riesgo

Según la Sociedad Europea de Hernias, con un nivel de evidencia 3, dentro de los factores de riesgo para el desarrollo de hernias se encuentran pacientes que trabajan levantando objetos muy pesados (en empresas o por deporte), fumadores, historia familiar de hernia, pacientes en diálisis peritoneal o con ascitis, defecto de nacimiento de la pared del área inguinal, posterior a apendicectomía y prostatectomías (o con problemas prostáticos), pacientes con aneurisma de aorta abdominal.

Síntomas y Diagnóstico

El paciente consultará por una pequeña tumoración que comenzó desde la infancia o que apareció posterior a un esfuerzo físico, que ha aumentado progresivamente de tamaño, se acompaña de dolor, en ocasiones de dificultad para orinar y para defecar, en casos extremos puede llegar a la región del testículo y generalmente reduce espontáneamente o con ayuda a la cavidad abdominal.

El diagnóstico del la hernia es principalmente clínico, haciendo una adecuada historia médica y examen físico completo del área inguinal del paciente a ambos lados tanto izquierdo como derecho.

Complicaciones

Las complicaciones de tener una hernia pueden ser que se puede incarcerar, decir que los órganos abdominales y la grasa que cubre los intestinos salga a través del orificio herniario y no regresa a su posición normal, llevando a dolor intenso e incluso comprometer la vascularidad (estrangulación) de dichos órganos y provocar necrosis de dichos tejidos.

Tratamiento

El tratamiento indicado según la sociedad Europea de Hernias con nivel de evidencia 1A es la cirugía con colocación de malla, la cual se puede realizar de forma convencional con una herida de 10 a 12 cm en el área inguinal o a través de la técnica laparoscópica, con la cual le realizan e heridas sumamente pequeñas y poco perceptibles a nivel del abdomen, con lo que se disminuye considerablemente el riesgo de infección, menor riesgo de formación de hematomas, se logra una rápida incorporación a sus actividades cotidianas.

La cirugía es de carácter ambulatorio (no amerita ingreso), recuperación rápida de sus actividades normales en menos de 15 días si se realiza por técnicas laparoscópicas, los deportistas pueden comenzar a realizar levantamiento de peso en menos de 15 a 21 días.